Saltar al contenido

Estos son los 49 ejemplos de animales mamíferos más conocidos

Estos son los 49 ejemplos de animales mamíferos más conocidos

Tabla de contenidos

¿Qué son los animales mamíferos?

Los animales mamíferos son vertebrados conocidos principalmente por tener pelo y glándulas mamarias. La presencia de un diafragma y dientes diferenciados también son características típicas de la mayoría de ellos, aunque existen algunas excepciones.

Actualmente se conocen más de 5.400 especies, entre las que nos encontramos nosotros, los humanos. Existen bastantes diferencias entre especies, siendo posible encontrar, por ejemplo, especies terrestres y acuáticas. 

Como viven en diferentes ambientes, también podemos observar distintas formas de locomoción, como el nado de las ballenas, el vuelo de los murciélagos y la capacidad de planeo de ciertas ardillas.

Con respecto a la alimentación, estos animales también son muy diferentes, existen:

Los mamíferos tienen un sistema digestivo completo, circulación cerrada, doble y completa, respiración pulmonar, un sistema excretor compuesto por dos riñones y un sistema nervioso desarrollado.

Sin embargo, nueva evidencia científica sugiere que los precursores de los mamíferos pueden haber surgido hace al menos 208 millones de años, durante el período Triásico. 

Con el final de la era de los dinosaurios en la gran extinción del Cretácico, los mamíferos comenzaron a ocupar nichos vacantes y comenzó la gran diversificación de los mamíferos por todo el planeta.

Actualmente, además de la especie humana, podemos destacar la presencia de mamíferos como ballenas y delfines en los océanos, los enormes elefantes y rinocerontes en las sabanas africanas, capibaras y nutrias en los ríos amazónicos.

También vemos murciélagos volando en los cielos de noche, armadillos, osos hormigueros, jaguares, y miles de otras especies de mamíferos que existen alrededor del mundo. 

Ejemplos de animales mamíferos

Ballena
Caballo
Chimpancé
Delfín
Elefante
Gato
Gorila
Hipopótamo común
Jirafa
León marino
León
Murciélago
Nutrias
Ornitorrinco
Oso polar
Rinoceronte
Tigre
Zorro
Perro
Almiquí
Alpaca
Ardilla
Armadillo
Canguro
Cerdo
Ciervo
Coatí
Comadreja
Conejo
Koala
Leopardo
Llama
Mapache
Marsopa
Orca
Oso gris
Oso hormiguero
Oveja
Panda
Diablo de Tasmania
Foca
Guepardo
Hiena
Jaguar
Pantera
Rata
Ratón
Topo
Vaca

¿Qué tienen en común todos los mamíferos?

Solo dos características se encuentran en todas las clases de mamíferos.

Las glándulas mamarias

El mismo nombre del grupo deriva de esta estructura que es fundamental para nosotros los mamíferos. Las glándulas mamarias son glándulas exocrinas cuya función principal es producir leche para nutrir a las crías. 

Estas estructuras son exclusivas de los mamíferos y tienen una estructura ramificada más compleja que otras glándulas de la piel. Las glándulas mamarias están formadas por un sistema de conductos rodeados de tejido glandular, que produce la leche. 

Esta producción está influenciada por varias hormonas, incluida la prolactina.

La forma de las glándulas varía según la especie de mamífero. En los monotremas, (ornitorrincos y equidnas) son simples acumulaciones de tejido glandular dispuestas en la pared abdominal, donde la leche se segrega y las crías la lamen directamente del pelaje. 

En algunas especies, como los humanos, los conductos se vacían por separado en una superficie carnosa llamada pezón. En otras especies, como la vaca, los conductos secretan leche a un reservorio común, que la secreta al exterior a través de una única abertura en un pezón.

En las ballenas, los senos no están exteriorizados. Se quedan dentro de las grietas, y a partir de las contracciones abdominales (estimuladas por pequeños toques promovidos por el ballenato sobre el cuerpo de la madre), la leche materna se libera en el agua. 

Como esta leche tiene un alto contenido en grasas, no se disuelve en agua, formando placas que son ingeridas por el cachorro.

El pelaje 

Los pelos son apéndices queratinizados con forma de hilo y coniformes de la piel de los mamíferos. Entre las principales funciones de estas estructuras se encuentran la termorregulación (regulación de la temperatura corporal del animal), el camuflaje y la comunicación. 

En humanos, la función principal está ligada a la protección contra la luz solar directa y también a reducir el roce en las axilas y partes íntimas.

Las teorías sugieren que los primeros mamíferos tenían “protopelos” derivados de las escamas epidérmicas queratinizadas de los reptiles. Estas estructuras inicialmente tenían una función mecanosensorial y estaban presentes en pocas partes del cuerpo. 

A través de mutaciones, el pelo pasó a cubrir todo el cuerpo de los mamíferos, lo que ayudó en la protección mecánica y aislamiento térmico de estos animales.

En los cetáceos, los pelos están presentes solo en la etapa embrionaria. Esto se debe principalmente a que el pelaje de los mamíferos genera una resistencia mecánica al agua, lo que dificultaría el movimiento de ballenas y delfines en el medio acuático. 

Así, durante la historia evolutiva del grupo se seleccionó la pérdida de pelaje por parte de cachorros y adultos, favoreciendo la hidrodinámica de estos animales.

¿Cuáles son las principales características de la mayoría de los mamíferos?

Los mamíferos constituyen una clase muy extensa (clase Mammalia) de animales vertebrados, que incluye seres con las más diversas características y hábitos de vida. Son animales que viven en prácticamente todos los ambientes, sin especies parasitarias.

El pelo de los mamíferos, que puede cubrir completamente o sólo una parte del cuerpo, es extremadamente importante para mantener la temperatura corporal. 

Estos animales son endotérmicos y la presencia de aislamiento térmico es importante para la conservación de la temperatura. La retención de calor también está garantizada debido a la presencia de una capa de grasa ubicada justo debajo de la piel. 

Además, la presencia de glándulas sudoríparas, en algunos representantes, ayuda en esta función, pues cuando la temperatura es demasiado alta, eliminan el sudor, lo que ayuda a refrescar el cuerpo.

Los mamíferos también tienen glándulas mamarias, que son las encargadas de producir la leche, que sirve de alimento a sus crías. Esta es una de las características más llamativas y es la responsable del nombre que se le da a esta clase. 

La leche es proporcionada por todas las hembras a sus crías, asegurándose de que reciben un alimento nutritivo e imprescindible para su desarrollo. La leche contiene grasas, carbohidratos, proteínas, sales minerales y vitaminas.

Los dientes de estos animales están diferenciados y cada uno se encarga de una determinada función. Hay dientes, por ejemplo, adaptados para cortar y desgarrar (incisivos y caninos) y para amasar o triturar alimentos (premolares y molares). 

Según la dieta que adopte el animal, este tipo de dientes pueden estar más o menos desarrollados. Los herbívoros, por ejemplo, no suelen tener caninos, estando estos dientes bastante desarrollados en los animales carnívoros.

Otra característica importante de los mamíferos es la presencia de un músculo que divide el tórax y el abdomen llamado diafragma. Los movimientos de elevación y descenso de este músculo son esenciales para la ventilación de los pulmones. 

La respiración de todos los mamíferos es pulmonar, incluidas las especies acuáticas (ballenas y delfines). Las ballenas son animales que viven en el medio acuático, sin embargo, al igual que otros mamíferos, respiran por los pulmones.

Características fisiológicas de los mamíferos

El sistema digestivo de los mamíferos está completo. En ornitorrincos y equidnas, comienza en el pico y termina en la cloaca, a diferencia de otras especies, donde comienza en la boca y termina en el ano.

El sistema cardiovascular de los mamíferos tiene un corazón con cuatro cámaras (dos aurículas y dos ventrículos), como en las aves. 

La circulación es cerrada, ya que la sangre discurre exclusivamente por el interior de los vasos sanguíneos (arterias, arteriolas, venas, vénulas y capilares), y doble, ya que presenta dos circuitos (el circuito pulmonar y el sistémico), lo que significa que la sangre pasa por el corazón dos veces. 

La circulación de estos animales es completa, porque la sangre rica en dióxido de carbono no se mezcla con la sangre rica en oxígeno.

En los mamíferos, la excreción se produce gracias a la presencia de dos riñones, que aseguran la filtración de la sangre y la formación de la orina. Una vez formada, la orina viaja hacia los uréteres, que la conducirán a la vejiga, donde se almacena la orina hasta su liberación. 

La orina es expulsada al medio externo a través de la uretra. En los mamíferos, el principal producto excretor es la urea.

También cabe mencionar el sistema nervioso de los mamíferos, ya que estos animales tienen un cerebro muy desarrollado en comparación con otros vertebrados de tamaño equivalente. Como en otros vertebrados, el sistema nervioso de los mamíferos se divide en:

  • Sistema Nervioso Central: Formado por el cerebro y la médula espinal.
  • Sistema Nervioso Periférico: Formado por los nervios y los ganglios.

Los mamíferos tienen un sistema sensorial complejo, y es posible observar la presencia de visión, audición, olfato, sabor y tacto.

En delfines y murciélagos, también es posible comprobar la capacidad de detectar barreras y objetos en ambientes, durante su locomoción, a través de la denominada ecolocalización.

La ecolocalización se basa en la emisión de ondas ultrasónicas por parte de estos animales y el posterior análisis del eco generado.

Reproducción de los mamíferos

Los mamíferos son dioicos, lo que significa que tienen sexos separados. La fecundación en estos animales es interna, y el desarrollo es directo, por lo que no se observa un estado larvario durante su desarrollo. 

La mayoría son vivíparos, pero se observan representantes ovíparos, que es el caso de los monotremas.

¿Cuántas especies de mamíferos existen en el mundo?

Los mamíferos son un grupo de animales pertenecientes al Dominio Eukarya, Phylum Chordata y Familia y Clase Mammalia. Son animales endotérmicos, significa que tienen una temperatura constante, aunque varíe la temperatura del ambiente.Los mamíferos habitan diferentes ambientes y se distribuyen por todas las regiones del planeta. Actualmente, la Clase Mammalia incluye alrededor de 5400 especies, incluida la especie humana, distribuidas en 1200 géneros, 152 familias y hasta 46 órdenes.

Clasificación de los mamíferos

Es costumbre dividir esta clase en dos subclases: 

  • Subclase Prototheria
  • Subclase Theria. 

La subclase Theria se divide en dos infraclases:

  • Infraclase Metatheria (Los marsupiales).
  • Infraclase Eutheria (Los placentarios). 

También existe la infraclase Allotheria, sin embargo, todos sus representantes están extintos.

Los representantes de la subclase Prototheria (monotremas) se caracterizan por poner huevos, algo común en los reptiles. Otra característica de estos animales es su pecho sin pezones. 

Los ornitorrincos y los equidnas, animales restringidos a Australia y Nueva Guinea, son ejemplos de monotremas, o sea, mamíferos que ponen huevos.

Los marsupiales (Metatheria), son animales que tienen una característica muy interesante en cuanto al desarrollo embrionario. Las crías de estos mamíferos no nacen totalmente formadas, finalizando su desarrollo en el interior de una bolsa denominada marsupio. 

Los canguros y las zarigüeyas son parte de esta infraclase.

Los placentarios (Eutheria) representa la gran mayoría de los mamíferos. Entre los representantes podemos mencionar al hombre, perro, elefante, conejo, jirafa, ballena, entre otros. 

Su característica principal es el hecho de que el desarrollo embrionario tiene lugar dentro del útero de la madre. La alimentación y el intercambio de gases ocurren a través de la placenta. A diferencia de los marsupiales, nacen completamente formados, siendo la gestación eutérica, más larga.

Animales mamíferos y ovíparos

Los monotremas son mamíferos pertenecientes a la subclase Prototheria y al orden Monotremeta. El orden se divide en dos familias, una a la que pertenece el ornitorrinco (Ornithorhynchidae), y otra que incluye a los equidnas (Tachyglossidae). 

Estos animales se encuentran solo en Oceanía (Australia y Nueva Guinea) y están representados por solo cinco especies: el ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) y cuatro equidnas.

El lugar y periodo en el que surgieron los monotremas aún es incierto, pero se cree que fue en Australia, hace más de 180 millones de años.

Estos mamíferos son muy diferentes en que, al igual que los reptiles y las aves, ponen huevos. Además, tienen hocicos o picos muy especializados y, de adultos, carecen de dientes. 

Sin embargo, tienen características propias de los mamíferos, como la presencia de pelo y glándulas mamarias. El nombre Monotremeta proviene de la palabra griega monotreme, que significa “apertura única“. 

Se eligió este nombre porque, en estos animales, los sistemas digestivo, urinario y reproductivo comparten una sola abertura, la cloaca. 

Aunque los monotremas son ovíparos, el huevo, a diferencia de las aves y los reptiles, permanece durante mucho tiempo dentro del cuerpo de la hembra, de donde recibe los nutrientes. 

Después del nacimiento, hay un largo período de cuidado de los padres. Los pezones no están bien definidos y la leche producida por las glándulas mamarias es expulsada a través de pequeñas aberturas en la piel de la región ventral de la hembra.

Animales mamíferos marinos

Los mamíferos marinos, incluidas las focas, las ballenas, los delfines y las morsas, conforman un grupo muy diverso de 128 especies que dependen de los océanos, mares y ríos para su existencia. 

Este grupo no corresponde a un grupo biológico diferenciado, sino a un grupo funcional que tiene en común la dependencia del medio acuático (principalmente marino) para la alimentación. 

Esta dependencia se manifiesta en varios niveles, no todos expresados ​​por la totalidad de las especies. 

Por ejemplo, los delfines y las ballenas (cetáceos) dependen completamente del entorno marino en todas las etapas de su vida, mientras que las focas se alimentan en el océano, pero se reproducen en tierra. 

Los mamíferos marinos se dividen en cuatro grupos: cetáceos, pinnípedos (focas, leones marinos y morsas), sirénidos (manatíes y dugongos) y fisípedos (carnívoros de dedos partidos como el oso polar (Ursus maritimus) y dos especies de nutrias.

Los mamíferos marinos juegan un papel clave en el mantenimiento y la regulación de los ecosistemas marinos, especialmente al regular las poblaciones de sus presas. 

Estos dos factores, la biomasa global relevante y el papel regulador, los convierten en un componente fundamental del medio ambiente marino. 

Este hecho cobra especial importancia si tenemos en cuenta que, en la actualidad, cerca del 23% de las especies de mamíferos marinos se encuentran amenazadas de extinción.

Animales mamíferos en México

México es un país de gran diversidad biológica. En número total de especies, ocupa el quinto lugar en el mundo. Alberga más de 450 especies de mamíferos, de las cuales 142 se encuentran solo en este país.

Esta diversidad puede explicarse por el entendimiento de que México se encuentra dentro de la intersección de América del Norte y del Sur, cuando los continentes se separaron, hace millones de años, desarrollaron su propia especie. 

Cuando la tierra los unió, el resultado fue una amplia gama de hábitats y diversas regiones ecológicas.

La mayoría de los mamíferos de México se encuentran en las zonas más templadas e incluyen dos especies de venados, borregos cimarrones, coyotes, zorros, osos, pumas, jaguares, linces, diferentes especies de conejos y 350 tipos de roedores.

Los trópicos son el hogar de animales como murciélagos y monos aulladores, el oso hormiguero sedoso, pizotes y el tapir de Baird, un animal herbívoro nocturno que pasa tiempo en el agua.

Casi 30 tipos de cetáceos viven en los mares, desde la ballena azul, el mamífero más grande de la tierra, hasta el más pequeño, que es la marsopa. Los manatíes frecuentan las cálidas aguas de la costa y se pueden encontrar en lagunas y estuarios.

Resumen sobre las características principales de los mamíferos

  • La presencia de pelo, glándulas mamarias, diafragma y dientes diferenciados son características únicas de los mamíferos.
  • Los mamíferos son animales endotérmicos.
  • Los mamíferos tienen un sistema digestivo completo.
  • Los mamíferos tienen circulación cerrada, doble y completa. El sistema cardiovascular tiene un corazón con cuatro cámaras.
  • El sistema excretor de los mamíferos consta de dos pares de riñones
  • Los mamíferos tienen respiración pulmonar.
  • Los mamíferos tienen un sistema nervioso bien desarrollado, que se puede dividir en sistema nervioso central y sistema nervioso periférico.
  • Los mamíferos son dioicos, tienen fecundación interna y desarrollo directo.
  • Los mamíferos se pueden dividir en tres grupos: marsupiales, monotremas y placentarios.

Los humanos somos mamiferos

Los humanos estamos clasificados como mamíferos Euterios, que son los que destacan por la presencia de placentas complejas. La placenta es un órgano que aparece durante la gestación y tiene, entre otras, la función de garantizar el intercambio de nutrientes entre la madre y la cría. 

A diferencia de los marsupiales, el desarrollo de estos mamíferos se realiza por completo dentro del útero. Los seres humanos, perros, gatos, monos, ballenas, bueyes, ciervos, cebras, armadillos y elefantes son ejemplos de mamíferos euterios.

La educación que tenemos en nuestros países, nos enseña que el ser humano es un tipo de primate y está relacionado con otros primates. Un primate es un mamífero del orden Primates, que incluye humanos, simios, monos, chimpancés, lémures, tarseros y loris. 

Se cree comúnmente que el humano compartió un ancestro común con el chimpancé y se separó hace aproximadamente 8 millones de años.

Al igual que otros mamíferos, la hembra humana gesta a sus crías en un saco amniótico, las nutre a través de la placenta, da a luz a crías vivas y las alimenta con leche. 

Al igual que otros primates, el ser humano tiene dedos diestros, pulgares oponibles, un cerebro grande, inteligencia, clavícula, cintura escapular y ojos que miran hacia adelante con claridad visual y visión del color.

En términos del cerebro, lo que los humanos tienen en común con otros mamíferos es que tienen una neocorteza, que es una región utilizada para funciones de orden superior como la percepción sensorial, el lenguaje, la coordinación y el razonamiento espacial. 

La neocorteza es parte del lóbulo frontal. De hecho, el cerebro de los mamíferos se divide en tres regiones diferentes y, a menudo, se le llama cerebro triuno, que surgió como resultado de la evolución de los vertebrados.

Está el complejo reptiliano, que incluye el tronco encefálico y la base del cerebro y controla las reacciones automáticas más primitivas entre luchar, huir, congelarse o adular. 

Luego está el sistema límbico, también llamado corteza de mamíferos o paleomamíferos, que controla las hormonas, el sentido del olfato, las emociones, el comportamiento y la memoria a largo plazo. 

Finalmente, está la neocorteza.

¿Qué hace que los humanos sean únicos?

Lo que distingue al humano de un mamífero no humano no es la especie. De hecho, el humano moderno solo tiene una diferencia genética del 1,2% con respecto al chimpancé y una diferencia genética del 1,6% con respecto al gorila. 

Como comparación, considera que el humano es 92% genéticamente similar al ratón. Los humanos, los bonobos, los chimpancés y los grandes simios africanos tienen una diferencia genética del 3,1% con respecto a los grandes simios asiáticos.

También existe diversidad genética entre humanos en una población específica, así como entre las diversas razas humanas. 

Hay tres características principales que, en combinación, nos distinguen de los mamíferos no humanos: nuestros bebés son indefensos al nacer, nuestra piel tiene mucha menos diversidad de microorganismos y nuestros cerebros tienen diferentes proporciones. 

Otros animales