Saltar al contenido

¿Por qué está en peligro de extinción el águila arpía?

¿Por qué está en peligro de extinción el águila arpía?

Tabla de contenidos

De acuerdo a varios análisis de zoología, históricamente, las águilas arpías estaban presentes desde el sur de México, pasando por Centroamérica y Sudamérica, hasta el norte de Argentina. Lamentablemente, con el tiempo y la intervención del hombre, estas aves, una especie animal de la familia Accipitridae, está desapareciendo.

Las poblaciones de águila arpía (Harpia harpyja), habitan más que todo en la zona neotropical del planeta, y se encuentra en peligro de extinción debido, principalmente por la actividad humana que se produce gracias a la caza y la deforestación. De acuerdo a los científicos, existe una notable disminución de los bosques, y esta ave requiere de un área de unos 100 km2 para su hábitat. Si quieres saber más al respecto de por qué está en peligro de extinción el águila arpía, sigue leyendo…

Características y hábitat

El águila más grande del hemisferio occidental y del hemisferio austral, y la única especie del género Harpia tiene las siguientes características:

  • Su hogar se encuentra primordialmente en la selva tropical, ambiente que es exuberante y contiene una de las mayores biodiversidades del mundo.
  • Prefiere para habitar, las elevaciones bajas donde puede encontrar presas y grandes árboles para anidar del mundo.
  • Cohabita entre jaguares, guacamayos, tapires, monos, perezosos, serpientes, ranas y muchas otras plantas y animales, cada uno de los cuales desempeña un papel importante en su entorno.
  • Las águilas arpías escogen preferiblemente los árboles más altos del bosque para anidar, haciéndolo en el punto más alto de los troncos de estos árboles, justo donde las ramas comienzan a extenderse, a unos 130 pies o 40 metros de altura. Una vez elegido el árbol, comienza la construcción del nido.
  • Han tenido que aprender a sobrevivir en algunos ambientes que han sido alterados por el ser humano, siempre y cuando haya suficiente para comer, tengan árboles altos para anidar y los seres humanos no les hagan daño.
  • Tienen patas casi tan gruesas como las muñecas de un humano.
  • Su fuerza es tan impresionante que esta ave es capaz de cazar perezosos o monos pesados con nada más que la fuerza de sus garras, dedos y patas.
  • Encontrar una pareja y criar a sus hijos es muy importante para esta especie. Los científicos creen que las águilas arpías pueden permanecer con la misma compañera de por vida, lo cual se traduce en que un macho y una hembra pueden permanecer juntos durante 25-30 años.
  • Aparentemente muestran una gran fidelidad por el sitio de anidación, siendo los nidos estructuras de aproximadamente 150cm de ancho y 80cm de alto, fabricados con ramas grandes y recubiertos con tallos verdes con hojas.
  • Debido a que se empareja de por vida, comparte con su par todas las tareas de crianza, sobre todo cuida de su polluelo hasta los dos primeros años de su vida.
  • De punta a punta del ala, son más largas que la altura de muchos humanos adultos.
  • A diferencia del cóndor andino y de muchas otras rapaces, las águilas arpías no están hechas para volar. Tienen alas relativamente cortas y colas largas.
  • En lugar de volar largas distancias de una sola vez, las águilas arpías viajan relativamente despacio, moviéndose de árbol en árbol por el bosque.
  • Además de su aguda vista, las águilas arpías utilizan su sentido auditivo para localizar a sus presas.
  • Sus vocalizaciones son gritos cortos y sonidos semejantes a los de los patos.
  • Son una de las pocas rapaces diurnas que tienen un disco facial (compuesto por plumas que forman un círculo alrededor de la cara), un rasgo que comparten con algunas clases de búhos.
  • Estas águilas también tienen una cresta compuesta por unas cuantas plumas largas que también pueden subir y bajar a voluntad.
  • Alcanzan la edad adulta cuando tienen unos cinco años.
  • En Brasil, se las conoce como halcón real.
  • Son capaces de volar entre los árboles y las ramas con una agilidad asombrosa para su gran tamaño y son expertas en la captura de animales arborícolas (que prefieren vivir gran parte de su ciclo vital en los árboles).
  • Al menos una vez al año, todas mudan, cuando sus plumas viejas se caen y son reemplazadas por otras nuevas.
  • Durante los primeros cinco años, las plumas de un águila arpía joven se vuelven un poco más oscuras después de cada muda. Cuando llega a la edad adulta, el ave sigue mudando, pero sus plumas ya no cambian de color.
  • Las águilas arpías adultas tienen las plumas de la espalda negras, la cara gris oscura y las plumas del vientre blancas. Esta coloración podría ayudar a las águilas arpías a identificar a otros miembros de su especie que están listos para aparearse.

¿Cómo vive un águila arpía?

Su vida se desarrolla más que nada en horarios diurno, pasando gran parte de este tiempo posadas en los árboles altos cuando no están cazando o buscando comida. Cuando cazan, a veces bajan por debajo del dosel del bosque para buscar presas y luego vuelven a su rincón preferido con estas para engullirlas.

Anidan entre los meses de mayo y junio, construyendo sus nidos en árboles emergentes del dosel, en una altura promedio de 32 m. La mayoría de las veces los ubican entre 50 y 75 m en árboles de los géneros Ceiba, Mauritia o de la familia Lecythidaceae.

¿De qué se alimenta?

Hechas para cazar presas de buen tamaño, gracias a sus patas y pies, y sus largas y afiladas garras que están diseñadas para capturar animales que estarían fuera del alcance de la mayoría de las demás aves, no lo hacen todos los días, ya que pueden alimentarse de la misma presa durante varios días seguidos.

A diferencia de muchas rapaces, pueden pasar una semana o más sin comer, y cuando lo hacen, tienen una dieta variada. Esto puede incluir iguanas, loros, puercoespines, coatíes y mapaches. Incluso se les ha visto depredar buitres negros y zorros.

Aunque prefieren cazar en lo alto de los árboles, también cazan animales que viven en el suelo, como javelinas, armadillos y agutíes; y se los comen sin piedad y con calma.

Como en su hábitat no tienen contenedores o lugares frescos para almacenar su comida como nosotros, sus cuerpos tienen una mayor tolerancia para comer carne de varios días y ligeramente podrida. Aunque parezca asqueroso, esto ayuda a las águilas arpías a sobrevivir y significa que tienen que cazar menos.

¿Cómo se reproduce?

La tasa de reproducción de las águilas arpía es muy baja. Ponen de uno a tres huevos por nidada. Cuando el nido se completa, la hembra pone uno o dos huevos grandes y blancos.

Ambos padres participan en la incubación, sin embargo, la hembra se encarga el 97% del tiempo de esta tarea. Se sienta sobre los huevos para mantener calientes y seguros a los polluelos que se desarrollan en su interior. En este periodo el macho provee de alimento a la hembra cada siete días y mientras la hembra consume su alimento, el macho se dedica a la incubación.

En la mayoría de los casos sólo se desarrolla un polluelo que eclosiona después de 53 a 58 días de incubación, y es alimentado por su madre hasta cuatro veces durante el día.  Come por sí solo a los 22 días de edad y entre los siete y 10 meses de edad no se aleja mucho del nido, dependiendo de sus padres para alimentarse; y el cuidado parental se realiza por más de nueve meses, lo que podría indicar que esta especie sólo cría un polluelo cada dos años.

¿Qué águilas están en peligro de extinción?

Se tiene registradas aproximadamente 220 especies de águilas en peligro de extinción en todo el mundo, distribuidas en las zonas de Europa, Asía, América y algunas partes de África, siendo las principales en esta lista: la crestada, la imperial ibérica (se encuentra básicamente al sudoeste de España), la real (ave nacional de México), la calva (que se le encuentra principalmente en el norte de América) y por supuesto nuestra protagonista el águila arpía, que a pesar se le incluye en importantes programas de conservación, su hábitat sufre los efectos de la deforestación.

Son dos los factores primordiales que aceleran que estas aves sean susceptibles a desaparecer. El primero se relaciona directamente con la intervención del hombre en el medio donde la especia se desarrolla y mantiene su hábitat.

El segundo factor tiene que ver con algún fenómeno climático, un evento adverso de origen natural o incluso la desaparición de un elemento natural con el cual la especie interactúa y fortalece su desarrollo y que afecta de manera negativa a la estabilidad del hábitat de esta especie.

Para resguardar a todas estas águilas, debemos entre otras cosas, proteger a los monos y perezosos y a otros animales que necesitan para alimentarse. Asimismo, conservar y sembrar más plantas de tallos largos donde anidan, comen se refugian y hacen sus nidos.

La conservación de las águilas arpías y de su hábitat proporciona automáticamente protección a todas las demás plantas y animales que viven en el entorno donde habitan, por lo que hay un estímulo positivo para que el ser humano se proponga a ello.

¿Cuál es el ave más poderosa del mundo?

Si te preguntas ¿cuál es el ave más poderosa del mundo? Debemos responder que es el águila arpía, definida como el ave de presa más poderosa que se puede encontrar en el mundo, sobre todo en la selva neotropical, tanto que ninguna de las otras aves tiene la oportunidad de vencerla una vez se ha desarrollado plenamente y se ha convertido en una hábil cazadora.

¿Cuál es el ave rapaz más grande del mundo?

Las águilas arpías están entre las rapaces más poderosas del mundo, pero mientras aprenden y se desarrollan para demostrar su máximo potencial, cuando son más jóvenes, son susceptibles de sufrir lesiones al entrenarse para ser cazadoras eficaces.

Estas aves rapaces son, principalmente, de dos tipos: americano y papú; son las más grandes y poderosas que se encuentran en las selvas tropicales de todo el mundo y, además, se encuentran entre las especies de águilas más grandes del planeta porque su fisonomía o estructura física puede alcanzar más de 2 metros y pueden llegar a pesar entre 4 y 9 Kg.

¿Cuál es el más fuerte el cóndor o el águila?

La respuesta no es muy clara o definida. Algunos autores resaltan al cóndor como el ave andina con mayor presencia física y está en la lista de las aves más grandes por las siguientes características:

  • Mide 1,4 m y su envergadura mide hasta 3,3 m.
  • Pesa aproximadamente el doble que el águila,
  • Los cóndores pueden sobrevivir 1-2 semanas sin comer, y cuando optan por engullir un cadáver lo hacen hasta saciarse, almacenando hasta 3 libras de carne en su buche (una parte del esófago) antes de marcharse.

Ahora bien, otros estudios afirman que las águilas son aves de presa y pueden cazar y luchar en el aire. Mientras que los cóndores tienen garras romas y rectas, adaptadas más para caminar que para cazar, y en el caso de las águilas, estas tienen garras afiladas y curvadas, hechas para luchar, cazar y agarrar a su presa, esto quiere decir que un águila podría matar a un cóndor que es un ave carroñera.

Asimismo, que en cuanto a tamaño gana el águila real (1 metro de longitud y 2,3 metros de envergadura. El peso oscila entre los 4 y los 6,75 kg.), supera al halcón, por cuanto los ejemplares adultos de la primera están entre los cuatro y seis kilos, mientras que un halcón peregrino adulto macho apenas pasa del kilo.

¿Cuál es más grande el águila o el halcón?

Cada especie de rapaz tiene sus propias características, pero en caso de realizar una comparación entre águila y halcón, especies pertenecen a dos familias principales del orden falconiformes: falcónidas (halcones, cernícalos, alcotanes, esmerejón) y accipitridos (águilas y buitres), se debe ratificar que las águilas son mucho más grandes que los halcones, aunque los halcones grandes miden más que las águilas pequeñas, las águilas suelen ser la especie más grande.

Los halcones tienen un aspecto físico similar a las águilas, pero si se fijan bien, notarán que las alas de los halcones tienden a ser más redondeadas, y tienen colas cortas, anchas y redondeadas y una complexión fornida, por tanto, una de las diferencias más notables es el tamaño de ambas aves.

Las águilas tienden a ser más grandes en general, con alas más rectas (que a veces se describen como “planas”), y un aspecto más pesado.

Resumiendo, la mayoría de los análisis científicos diferencian entre halcones y águilas en función de su tamaño. En general, las águilas miden más que los halcones. Debido a su mayor tamaño, suelen poseer más fuerza, lo que les permite cazar una mayor variedad de presas.

En términos de Fuerza, como aves de presa carnívoras, tanto los halcones como las águilas han desarrollado potentes patas y afiladas garras para atrapar, sujetar y desgarrar a sus presas. Sin embargo, debido a su mayor tamaño, las águilas suelen ser más fuertes que los halcones.

  • Halcón: Puede cargar animales de hasta 4 libras
  • Águila: Capaz de levantar hasta 20 libras

¿Cuál tiene mejor vista el águila o el halcón?

Teniendo en cuenta que todas las aves de presa tienen una excelente visión a larga distancia, entre el águila y el halcón, ¿cuál es el ave que tiene mejor vista? Pues se podría decir que ambos comparten una agudeza visual que el humano envidia.

Aunque hay que decir que las águilas destacan porque están capacitadas para ver con claridad unas ocho veces más que los humanos, para ponerlo en perspectiva, un águila tiene una agudeza visual de 20/5, lo que significa que puede ver a 6 metros lo que un ser humano con una visión 20/20 necesitaría estar a 1,5 metros para ver.

El sentido visual de estas aves es bastante similar, en ambas especies se registra una nitidez de imagen y una resolución de alta calidad, es por esto que las expresiones “ojos de halcón”, “observar a alguien como un halcón” o “ojos de águila” están bien dichas ya que se refieren a la asombrosa vista de todas las aves de presa, no sólo de las águilas y los halcones.

Ya para finalizar, cabe destacar que, no importa que sean águilas, cóndores o halcones, lo importante es apreciar su belleza, su aporte al entorno, su papel dentro del ciclo de vida salvaje y colaborar en causas que los quieran preservar.

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo. ¡Hasta la próxima!